Cabuyería
Nudos para encordarse al arnés o al cuerpo directamente

NUDO DE OCHO

Se utiliza para encordarse a la cuerda de escalada. Es el más usado ya que es muy resistente (1.200 Kg.), seguro y fácil de revisar visualmente cuando está hecho. Para encordarnos con él, hay que hacerlo directamente al arnés (y no al anillo del rápel). Es más fácil de deshacer que el nudo de Gaza y más seguro que el Bulin, por eso es el más aconsejado para encordarse. Este nudo con cuerda de 9,4 mm. y resistencia estática de 1.200 Kg., y en caída de una masa de 80 Kg. aguanta 10 caídas de factor 2.

NUDO DE MARIPOSA

Se utiliza para travesías glaciares no muy difíciles, cuando la cordada son de tres o más personas y han de encordarse a la misma cuerda. Debido a su simetría esta indicado para el encordamiento de las personas que van en medio de la cordada. La unión con el arnés es por medio de dos mosquetones HMS con seguro, ó con uno que tenga una pieza en medio a fin de que no pueda girarse en caso de caída, y quede el mosquetón a lo ancho en vez de longitudinalmente ya que se han dado accidentes por este motivo al romperse el mosquetón en una caída a grieta glaciar (ver foto más arriba).

NUDO BULÍN o AS DE GUÍA

Se utiliza para encordarse a la cuerda de escalada. Se ha dejado de usar porque su seguridad no es buena, pues tiende a deshacerse. Se ha sustituido por el Ocho, que ofrece más seguridad y tiene más resistencia. A los niños se les enseña muy fácilmente este nudo, contándoles que el cabo es una serpiente que sale del lago, da la vuelta al árbol y se mete otra vez en el lago. Es bueno conocerlo como nudo de fortuna para algunos casos excepcionales.

ARNÉS DE PECHO DE FORTUNA CON NUDO BULÍN

Se utiliza para encordarse a la cuerda de escalada cuando NO tenemos un arnés homologado y siempre en caso excepcional para salir de un apuro.

En caso de tener que utilizarlo se prolonga el cabo que sobra en el nudo Bulín, se cruza por la espalda dando una vuelta a la cuerda horizontal y se ata al propio nudo Bulín en el bucle superior, ¡OJO! a ningún otro sitio del nudo, solo al bucle superior. Debe quedar todo el arnés por encima de las costillas flotantes. De esta forma, en caso de caída nos hará menos daño y retendrá la fuerza de caída en todas las cuerdas a la vez.

ARNÉS DE PELVIS DE FORTUNA CON CINTA PLANA

Se utiliza para encordarse a la cuerda de escalada cuando no tenemos un arnés hologado y no es mucha la dificultad de la misma, y siempre excepcionalmente, en este caso debería complementarse con un arnés de pecho, también se puede utilizar para rapelar. Es de fácil realización y hay que tener en cuenta, dar al menos tres vueltas con la cinta a la cintura.

Son necesarios para hacerlo unos 6 m. de cinta plana aprox. y que sea de la más ancha (26 mm.)

NUDO DE FORTUNA PARA ENCORDARSE AL PECHO A MITAD DE LA CUERDA

Se utiliza para encordarse a la cuerda de escalada cuando no tenemos un arnés homologado y la dificultad de la escalada es fácil o para salir de un apuro, y siempre excepcionalmente. Con los dos bucles que quedan una vez realizado este nudo, se pasa uno de ellos por debajo de las dos axílas y el otro se coloca de través desde un hombro a la axíla contraria, luego se ajusta lo más posible al cuerpo toda la cuerda, teniendo especial cuidado de que quede por encima de las costillas flotantes. Puede ser peligroso, comprobar tirando de él, que las cuerdas no resbalen a través del nudo.