Artículos de Arte
Faber est suae quisque fortunae

Las cuevas de Ellora (I). Historia

India sobrepasa con mucho al resto del mundo en lo relativo a la arquitectura excavada en roca, cuyos monumentos más hermosos fueron creados durante los dos siglos y medio que van aproximadamente del año 550 al 800.

A pesar de la abundante riqueza arquitectónica y artística de las Cuevas de Ellora, no es posible fechar con precisión la historia de la región, ni es fácil asignar monumentos, excepto unos pocos, a un siglo en particular. Esto se debe principalmente a la falta de evidencia fechable. Se han encontrado inscripciones en las Cuevas 15, 21 y 31, y esto les ha dado a los estudiosos algunas pistas.

Las inscripciones de la Cueva 31 no dan ninguna fecha, pero a partir de su paleografía, puede datarse del siglo IX-X. La cueva 15 tiene una inscripción casi ilegible de la época del rey Rashtrakuta, Dantidurga (reinó aproximadamente del año 733 al 757). Sin embargo, no da ninguna información sobre los monumentos de la región. Históricamente, estos monumentos se atribuyen a Krishna I (hacia el 757-773). Pero otros templos cercanos a este complejo, como los santuarios de Lankesvara y los Nadidevatas, pueden datarse en un período un poco posterior.

Las inscripciones en el pedestal de las figuras de la Cueva 21 están en caracteres de la antigua lengua kannada de los siglos VI al VII y ofrecen evidencia indirecta de la historia de la región bajo los primeros Chalukya de Badami.

Es bastante curioso que no exista una pizca de evidencia de la historia de los monumentos budistas en ausencia de patrocinio real después de la caída del Imperio Vākāṭaka. Los responsables de las excavaciones de las cuevas budistas eran quizás plebeyos o pequeños comerciantes que no tenían ningún registro de sus donaciones. Un pilar en la Cueva 10 tiene una inscripción corta, pero es de poca utilidad para fechar el monumento. La inscripción en el balcón de la Cueva 10 es la única inscripción de una fecha temprana encontrada entre las cuevas budistas, que para J. Burgess es atribuible al siglo VIII-IX. Esto prueba que los budistas estuvieron activos en la región mucho después de que la cueva fuera realmente excavada.

El estilo de la arquitectura, la escultura y las etapas de desarrollo de la iconografía proporcionan pistas sobre la fecha aproximada de los monumentos, así pues el intento de cronología de los monumentos de Ellora que se detalla a continuación se basa en el estudio de J. Burgess (Report on the Elura Cave Temples, Archaeological Survey of Western India, V). Una descripción general de su lectura muestra que la mayoría de las cuevas están ubicadas en grupos separados y concentrados, como las Cuevas 1 a 12, 14 y 15, 16 a 19, 20 a 24, 25 a 28, 32 a 34 y el grupo de cuevas aguas arriba del Sita ki nahani. También hay monumentos individuales, como por ejemplo, las Cuevas 16 y 29.

De las doce cuevas budistas, las Cuevas 1 a 10 formaron un grupo definido. Incluso aquí, las cuevas 1 a 3 y 5 son simples y se puede decir que son de un período anterior. Del estilo de los dvarapalas y los pilares, las Cuevas 2 y 3 parecen pertenecer al siglo VI, mientras que las Cuevas 1 y 5 pueden haberse construido un poco antes. La Cueva 4 y las Cuevas 6 a 10 pueden asignarse al siglo VI-VII, aunque la Cueva 9 puede ser de una fecha algo posterior. La Cueva 10 muestra claramente diseños arquitectónicos y detalles escultóricos post-Gupta, y probablemente son las únicas características iconográficas novedosas que se pueden ver en Ellora.

Cueva budista nº 10, Vishwakarma, Ellora, India

Las cuevas brahmánicas se pueden dividir en varios subgrupos. La Cueva 12 y las que se encuentran cerca pertenecen al siglo VI-VII, como se desprende de las inscripciones en las bases de las figuras de soporte de la Cueva 12 y el estilo de su fachada y pilares. Las cuevas 14, 17 a 19, 25 a 27 y 29 pueden pertenecer al siglo VII. El estilo de los pilares y esculturas de la Cueva 29 parece anticipar el de las Cuevas de Elephanta. La Cueva 15 fue excavada después de las Cuevas 11 y 12, esto se basa en que el Buda sentado y las figuras talladas en un friso sobre la primera fila de pilares del segundo piso son de un gusto exquisito, también se dice que la Cueva 15 originalmente estaba destinada a ser una cueva budista, pero que posteriormente se la apropiaron los brahmanistas. Una inscripción que data del reinado del rey Rashtrakuta, Dantidurga, y el estilo de escultura de esta cueva son pruebas suficientes para fechar la mayor parte del trabajo de la cueva en el siglo VIII.

La cueva 16 muestra características arquitectónicas que pertenecen a dos o tres fases. Si bien el templo principal pertenece a mediados del siglo VIII, el santuario Nadidevata, el Lankesvara y la galería de iconos en la parte posterior pueden asignarse al siglo VIII-IX.

Cueva brahmánica nº 16, Templo Kailasa, Ellora, India

Cueva brahmánica nº 29, Doumal Lena, Ellora, India

La Cueva 30 es quizás la más problemática de las cuevas Jaina pero puede datarse de la primera mitad del siglo IX. La Cueva 32 parece ser contemporánea o un poco más tardía que la Cueva 30. La Cueva 33 sigue de cerca a la Cueva 32 y puede datarse del siglo IX-X. Las otras excavaciones menores de este grupo pertenecen a un período mucho más tardío.

Las Cuevas de Ellora han alcanzado fama no solo por el significado arquitectónico de las Cuevas 10 y 16, sino también porque son el logro de tres religiones importantes de la India, el budismo, el hinduismo y el jainismo.

El Jainismo encontró una atmósfera agradable en Ellora y prosperó durante un período considerable a partir del siglo IX. Los jainas de Ellora eran principalmente devotos de Sumatinatha, Parsvanatha y Gommatesvara. En casi todas las cuevas, la imagen en el santuario es de Sumatinatha, mientras que las figuras de los otros dos Tirthankaras están talladas invariablemente en las paredes laterales. Solo en un par de casos se instala la imagen de Mahavira en el santuario principal. Los jainas de Ellora concibieron un estilo distintivo propio al adoptar elementos de arquitectura y temas de la escultura y la pintura, brahmanista y budista.

Cueva jainista nº 32, Indra Sabha, Ellora, India

El budismo mahāyāna fue muy predominante aquí hasta el siglo VII y VIII. Las cuevas budistas de Ellora son de dos tipos: unas tienen salas con nichos con imágenes en las paredes y una cámara con el santuario que contiene una imagen de Buda tallada en la pared posterior, mientras que el segundo tipo tiene salas similares en las que la cámara del santuario se separa de la pared posterior y tiene una pradakshina patha (un pasillo circumbalatorio) a su alrededor. La iconografía budista en Ellora está altamente desarrollada.

Los brahmanistas de Ellora eran principalmente śaivas, y aunque llevaban las tradiciones de Badami, hicieron su propia contribución al renacimiento del brahmanismo. La cueva 16 representa todo el panteón Ṥaiva que se ilustra en piedra en una hermosa galería iconográfica detrás del santuario principal. Los śaivas de Ellora pertenecen a dos períodos distintos. Los śaivas primitivos no tallaron la imagen de la deidad en la pared posterior del santuario, ni colocaron nada simbólico de la deidad. La presencia de lingas en las primeras cuevas, como la Cueva 21, son adiciones posteriores.

Cuevas de Ellora nº 24, 25, 26 y 27, India

Las cuevas de la 16 a la 29 y las numerosas pequeñas excavaciones cuesta arriba se pueden atribuir a los śaivas posteriores, que siguieron el culto del liṅga y Mahesvara. Los bajorrelieves de Ṥiva-Mahesvara que adornan la pared posterior del santuario de las pequeñas cuevas y el santuario de Lankesvara dan fe de la popularidad del culto.
Aunque el sivaísmo era muy popular en la región, el visnuismo también tenía sus seguidores como lo demuestran las imágenes vaisnavas de Kŗṣṇa, Balarama, Subhadrā y Seshasayin en la Cueva 26. Sin embargo, estas esculturas son de calidad inferior.

El próximo mes disertaré sobre la arquitectura de la cuevas de Ellora, y de cómo se excavaron.

Bibliografía

Srinivasan, P.R., Ellora, Archaelogical Survey of India, New Delhi, 2007

Publicado en Junio de 2020  © Ramón Muñoz López