Artículos de Arte
Faber est suae quisque fortunae

Las cuevas de Ellora (III). Escultura y Pintura

Ellora es rica en arquitectura, pero es más rica en escultura. Los monumentos mismos, por la excavación de sus cuevas, son esculturas a gran escala.

Solo hay unos pocos ejemplares de bajorrelieves en Ellora. Estos representan principalmente episodios del Mahābhārata, del Ramāyāṇa y del ‎Bhāgavata Purāṇa‎. Las esculturas en busto redondo también son relativamente pocas en número. Dejando de lado las grandes piezas de escultura en las Cuevas 16 y 30, los únicos otros ejemplos son el grupo Saptamātŗikā de la Cueva 16, el elefante de la Cueva 32 y el toro de la Cueva 21. Las esculturas restantes son todas de alto relieve. Los Budas, los Bodhisattvas, los dvārapāla y los Tīrthaṅkaras están en tan alto relieve que casi parecen esculturas de busto redondo. Las esculturas del yaka en un elefante y la yakiī en un león en las cuevas Jaina casi traspasan la etapa de las obras en relieve.
Las esculturas datan de los siglos VI-VII al XI y todas ellas se puede dividir en tres grupos: temprano, medio y tardío.

Las esculturas de las cuevas 4, 6, 10, 14, 17, 21, 26 y 29 pueden asignarse a la fase inicial y la mayoría de ellas pertenecen al siglo VII. Las esculturas de la Cueva 21 representan algunas de las mejores obras de esta fase y reflejan una síntesis de las primeras tradiciones artísticas Chalukya y tempranas del arte Gupta.

Bajorrelieve del Mahābhārata, Cueva de Ellora nº 16, Templo Kailāsanātha, India

Izq.: Yaka sobre un elefante, Cueva de Ellora nº 32, India

Drcha.: Yakiī sobre un león , Cueva de Ellora nº 32, India

La mayor parte de las esculturas en Ellora pertenecen a la fase media y pueden atribuirse al siglo VIII. Ejemplos brillantes de esta fase adornan el interior de la Cueva 15 y la mayoría de la Cueva 16. Las figuras en esta fase son más delgadas en comparación con sus predecesoras más gruesas, no son más efectistas, sino más poderosas y viriles, y no están restringidas en su movimiento, sino que son vigorosas y agitadas. De hecho, las esculturas de la fase media exhiben cualidades similares a las de las esculturas de principios del período Pallava y de los templos de Pattadakal del siglo VIII.

El verdadero estilo de arte de Rashtrakuta se puede ver en las esculturas de Lankesvara, los íconos de la galería en la parte trasera de la Cueva 16 y las esculturas de las diosas del río que se encuentran en el complejo del templo de Kailāsanātha. Sin embargo, la figura de Umā Kailāsa (Pārvatī) en el panel que representa a Rāvaṇa sacudiendo la montaña y las de las diosas del río son muy diferentes a las esculturas de mujeres en el estilo Chalukya o Rashtrakuta. Por el contrario, su afinidad con las primeras obras de Mahābalipuram en el arte Pallava es muy marcada.

La última fase está ejemplificada por las esculturas de las cuevas Jaina. Estas pueden asignarse a los siglos IX y X e incluyen la hermosa figura de mithuna tallada sobre la imagen de Pārśvanātha en la fachada del muro occidental de la Cueva 32, las impresionantes figuras de yaka y yakiī con sus vehículos, y algunas pocas representaciones de Pārśvanātha y Bahubali.

Izq.: Elefante de busto redondo a tamaño natural, Cueva de Ellora nº 32, India

Drcha.: Figura del Tīrthaṅkara Pārśvanātha, Cueva de Ellora nº 32, India

Comúnmente a todas las cuevas hay figuras de dvārapālas, gandharvas y apsarás voladoras. Las esculturas budistas incluyen representaciones de Buda, Bodhisattvas y Tārā, mientras que las esculturas Jaina representan en gran medida a los Tīrthaṅkaras, Pārśvanātha, Sumatinatha y Gomateśvara.

Los temas de las esculturas hindúes son variados. La mayoría de las cuevas hindúes son Ṥaiva, sus temas a menudo se basan en historias puránicas relacionadas con Ṥiva. El más frecuentemente representado, especialmente entre las primeras esculturas hindúes de Ellora, es el matrimonio de Ṥiva y Pārvatī. El mismo tema también se puede ver en las Cuevas 16, 21 y 29.

Varias esculturas tienen también una importancia iconográfica. En el grupo budista, Buda a menudo está representado en bhumisparsa y dharma-chakra-pravartana mudras. Los Bodhisattvas están representados como porteros en las primeras cuevas, pero en las cuevas posteriores, especialmente en las Cuevas 11 y 12, se muestra que atienden a Buda en el santuario. Algunos de ellos son identificables por sus distintivos emblemas, por ejemplo, Padmapānipor el loto y Vajrapāṇi por el rayo. Pāñcika y Hārītītambién se representan en estas cuevas.

Izq.: Ṥiva y Pārvatī jugando al chaupar, Cueva de Ellora nº 14, India

Drcha.: Buda flanqueado por Avalokiteśvara y Mañjuśrī, Cueva de Ellora nº 10, India

Las imagenes Jaina representan principalmente a Sumatinatha, Pārśvanātha y Bahubali, con solo unas pocas representaciones de Mahavira. Las figuras de yaka y yakiī, que se encuentran en casi todas las cuevas, se han identificado con Kúbera y Ambikā del panteón brahmanista. Sin embargo, muchos historiadores opinan que el primero podría representar a Indra debido a su asociación con el elefante. Al mismo tiempo, las características son similares a las de Jambhala (dios de la prosperidad) de los budistas y Kúbera de los brahmanistas y, por lo tanto, se identifica en este caso como Kúbera.

Los brahmanistas de Ellora hicieron una contribución notable al desarrollo de la iconografía, desde la impresionante galería de imágenes en la parte posterior de la Cueva 16 hasta los iconos en las Cuevas 14, 15, 17, 21, 26 y 29. Los académicos identifican la representación de Rāvaṇa sacudiendo el Monte Kailāsh como Ravananugraha-murti y el matrimonio de Ṥiva y Pārvatī como iva-vaivahikamurti. Tales temas pueden tomarse como la representación de escenas principales de historias relevantes. Las imágenes que son de importancia iconográfica incluyen Viṣṇu Seshasayin, el baile de Ṥiva, Kāliya-Krishna, Mahiṣāsuramardiṇī, Saptamātŗikās, Ṥiva-pradāna-trimurti, Viṣṇu-pradāna-trimurti, Krishna, Bala-rāma y Subhadrā.

Rāvaṇa sacudiendo el Monte Kailāsh con Ṥiva y Pārvatī en lo alto, Cueva de Ellora nº 29, India

Hermosas pinturas adornaron antaño casi todas las cuevas de Ellora. Se ha encontrado más de una capa de pintura en las Cuevas 16, 32 y 33. El estilo de pintura confirma que la primera capa fue contemporánea con las excavaciones de las cuevas. En una de las cuevas del grupo Gaṇeṥa-lena, hay una pintura notable que se remonta al siglo X o antes. Sin embargo, la primera capa de pintura sobre el yeso en el techo del templo de Kailāsanātha se remonta al siglo XVIII y las pinturas de las cuevas Jaina, un siglo después.

Los artistas de Ellora adoptaron el "lime médium" en lugar de realizar la verdadera técnica del fresco. Así, la superficie de las paredes y techos se dejó áspera deliberadamente. Sobre esta superficie rugosa se aplicó una capa de yeso de barro y una o más capas de yeso rugoso, y luego yeso de cal fina, para preparar la base para la pintura. De las cuales ya no queda prácticamente nada.

Bibliografía

Srinivasan, P.R., Ellora, Archaelogical Survey of India, New Delhi, 2007

Publicado en Agosto de 2020  © Ramón Muñoz López