Artículos de Arte
Faber est suae quisque fortunae

Los Templos de terracota de Bengala

Aunque Bengala se encuentra inserta en el área de influencia del estilo arquitectónico nāgara, como demuestran los templos de Barakar, cuyos śikharas son iguales a los de Bhubaneswar, los artistas locales desarrollaron a lo largo de los siglos un estilo propio inconfundible cuya mejor muestra es el increíble complejo de templos de la ciudad de Bishnupur, dedicada a Bishnu o Vişņu, ubicada a unos 190 km. de Calcuta. Es un lugar apartado, situado en medio de un entorno rural de gran belleza que contiene las ruinas de un palacio y edificios sagrados construidos por la dinastía Malla durante su época de esplendor, entre 1622 y 1758.

Bishnupur fue gobernado durante el período Gupta por los reyes hindúes locales que rindieron homenaje a Samudra Gupta, emperador de la dinastía Gupta. Luego vino un largo período de oscuridad, donde este lugar oscilaba entre ser un principado independiente menor o un estado vasallo, como con los gobernantes de la dinastía Malla, que lo fueron de los emperadores mogoles. Los Malla eran vaişņavas, seguidores de Vişņu, y construyeron los famosos templos de terracota para dedicarlos a esta divinidad, siendo el mejor espécimen del estilo clásico de la arquitectura de Bengala cuya región a partir de esta dinastía pasó también a denominarse Mallabhum. El patrocinio de la dinastía Malla, con el rey Veer Hambir y sus sucesores, Raja Raghunath Singha Dev y Veer Singha, convirtieron a Bishnupur en uno de los principales centros culturales de Bengala.

Izq.: Templo Madan Gopal, 1665, Bishnupur, India

Drcha.: Templo Madan Mohan, 1694, Bishnupur, India

Los templos que nos ocupan en este artículo, construidos de ladrillo y barro, descansan sobre plintos de laterita y son imitaciones más recientes de las antiguas estructuras originales hechas con materiales menos duraderos. Estos templos reproducen con gran fidelidad las casas de madera, bambú, y paja de Bengala, recreándose de manera especial en las líneas curvas que las caracterizan. Los santuarios son cuadrados o rectangulares y están cubiertos por tejados notablemente convexos con una o más torres-pináculos en su parte más elevada. También cuentan con arcadas, formadas normalmente por tres arcos que descansan sobre pilares dispuestos en la fachada del templo o bien sobre columnas, rodeando por completo el edificio.

El templo de Madan Gopal, construido en laterita en 1665, ostenta cinco torres que lo hacen asemejarse a las iglesias ortodoxas de Macedonia, en tanto que el templo de Madan Mohan, de 1694, es de planta cuadrada y posee una arcada en la fachada a modo de atrio, mientras en la parte superior tiene un solo pináculo.

Izq.: Templo Shyam Rai, 1643, Bishnupur, India

Drcha.: Templo Jor Bangla, 1655, Bishnupur, India

Una de las construcciones más espectaculares es el templo Shyam Ray, de 1643, con cinco pináculos en lo alto, planta cuadrada y una arcada en la fachada que exhibe una magnífica decoración mural hecha con planchas de terracota que adquieren distintas tonalidades según les incide la luz, siempre en colores cálidos, dependiendo de la hora del día.

El templo Jor Bangla (Cabaña Gemela) fue construido en 1655, conforme a un típico plano do-chala (de estructura doble) integrado por dos secciones conectadas en el interior del edificio rectangular. Su torre se eleva justo entre los dos tejados de las secciones gemelas.

La decoración de estos templos de terracota se centra mayoritariamente en episodios de la mitología relacionados con Vişņu, y su encarnación principal como Krşna, (representado en la raslila o danza con las gopīs, pastoras que simbolizan las almas deseosas del dios) y en escenas de la vida en los tiempos en que el templo fue construido, como desfiles de la realeza, partidas de caza y escenas de la vida cotidiana, todos ejecutados con profusión de detalles y llenos de encantadora frescura.

Izq.: Templo Ananta Basudeba, 1788, Bansberia, India

Drcha.: Templo Hanseswari, 1792-1814, Bansberia, India

El mismo tipo de diseño lo encontramos en Bansberia, a unos 45 km. de Calcuta, donde el templo de Ananta Basudeva, dedicado a Krşna, es cuadrado y exhibe una arquería en cada uno de sus laterales, además de poseer un pináculo. En este complejo sagrado está el cercano templo Swanbhaba Kali, construido por Raja Nrisingha Deb Roy Mahasay en 1788, en terracota, con exquisitas obras en este material dentro de él.

Este mismo gobernante construyó el templo Hangseswari o Hanseswari, entre 1792 y 1814, aunque fue terminado por su esposa Rani Shankari porque el rey falleció en 1802. La deidad principal es el ídolo de madera de neem (parecida a la caoba) de color azul de la diosa Hangseswari de cuatro brazos, una manifestación de la diosa Kālī. El templo tiene 21 metros de altura y 13 torres. El pico de cada torre tiene la forma de una flor de loto. Artesanos expertos fueron traídos desde Varanasi para su construcción de acuerdo con los principios tántricos, pues este santuario de cinco pisos sigue la estructura de un cuerpo humano: Bajraksha, Ira, Chitrini, Pingala y Sushumna, según los Śilpa-śāstra, textos tradicionales del canon arquitectónico hindú.

Bibliografía

Siliotti, A., Norte de la India, Ed. Libsa, Madrid 2005

Artículo publicado en Noviembre de 2018 en la Revista Digital "Qué Aprendemos Hoy".

© Ramón Muñoz López